gestión-de-proyectos-agile-cover

Gestión de Proyectos Agile

Un proyecto exitoso no nace se la noche a la mañana. La gestión de proyectos permite hacer una coordinación de los procesos óptima para elegir adecuadamente a los miembros del equipo y las herramientas necesarias para cumplir con los objetivos. Pero más allá de la gestión tradicional, las empresas están optando cada vez más por una gestión de proyectos agile.

La importancia de la filosofía Agile en la gestión de proyectos es tal que el PMI ha incluído bases de estas prácticas y metodologías en su nueva actualización.

La filosofía Agile está ayudando a las empresas para mejorar su forma de trabajar, reduciendo y eliminando problemas durante el proceso y ser más productivos. Aunque la mayoría de los proyectos se forman con una metodología tradicional (Waterfall), Agile se ha convertido en una alternativa mejorada para enfrentar las exigencias y cambios continuos del mercado.

Diferencias ente la gestión tradicional y agile

La gestión tradicional de proyectos o Waterfall, es una metodología secuencial donde los proyectos deben cumplir ciertas normas antes de ser lanzado. Esto permite tener control sobre el proyecto, pero al mismo tiempo, puede retrasar los procesos.

Generalmente, la gestión tradicional incluye 5 pasos clave: iniciación, planificación, ejecución, supervisión y finalización.

Por su parte, la gestión de proyectos agile o ágiles, es una filosofía de trabajo que permite optimizar los tiempos de entrega y respuestas flexibles. Añade valor directo al producto final, pues el cliente, forma parte del proceso. Además, esta filosofía prioriza el trabajo en equipo y las relaciones humanas para mejorar el clima laboral.

¿Qué es la gestión de proyectos Agile?

La gestión de proyectos agile se enfoca en mejorar los procesos de trabajo, colaborar con los clientes y dar respuestas flexibles ante los cambios del mercado. El proyecto se divide en un proceso iterativo dónde se entrega valor continuamente y se recibe una retroalimentación precisa de cliente.

Un beneficio de las prácticas y metodologías ágiles en la gestión de proyectos agile, es que permiten optimizar tiempos, centrándose más en el desarrollo y resultado. Agile, es una respuesta flexible ante los cambios de requerimientos.

Los valores de la filosofía Agile

Para implementar una correcta gestión de proyectos agile, es necesario conocer los 4 valores de esta filosofía.

  1. Individuos e interacciones sobre los procesos y herramientas.
  2. Proyecto funcionando sobre la documentación exhaustiva.
  3. Colaboración con el cliente sobre la negociación contractual.
  4. Respuesta ante el cambio sobre de seguir un plan.
¿Se puede ser un Project Manager Agile?

Sí, este nuevo enfoque permite que los Project Managers pueda encontrar nuevas formas efectivas de trabajar. No será necesario mantener los procesos burocráticos y rigurosos que pueden limitar el éxito del proyecto, pues se trabaja a un ritmo más veloz para obtener resultados tangibles en corto tiempo.

¿Cuáles son las prácticas y metodologías ágiles más utilizadas?
  1. Scrum:

Gestiona un gran proyecto en pequeños entregables de valor, con un equipo multifuncional y autogestivo.

  1. Lean:

Elimina desperdicios y optimiza recursos para hacer más con menos.

  1. Kanban:

Aumenta la velocidad y calidad de los entregables, identifica el progreso de las tareas y los cuellos de botella.

  1. Design Thinking:

Crea productos y servicios innovadores y que respondan a las verdaderas necesidades de tus clients.

  1. OKR:

Identifica y plantea mejor los objetivos y resultados clave que deseas conseguir, creando un enfoque más claro para el equipo.

👉 Sé el líder que estás destinado a ser. 🔥DESCUENTOS EXCLUSIVOS🔥 del 29 de mayo al 6 de junio.

X