Combate los Pensamientos Intrusivos - Master in Agile Management

Combate los Pensamientos Intrusivos

¿Has estado en tu casa o trabajo y de la nada, te llega un pensamiento o idea desagradable que puede incomodarte por varias horas o días? Pues eso son los pensamientos intrusivos y pueden llegar a obsesionarte si no los controlas.

Los pensamientos intrusivos afectan nuestro estado emocional y nuestras conductas, pues carecen de objetividad y no nos permiten ver la realidad de lo que sucede.

¿Cómo son los Pensamientos intrusivos?

Estos pensamientos cubren con 5 características esenciales

  1. Específicos:
    Tienen una idea sobre algún tema en general, ya sea una situación o relación con alguna persona en específico.
  2. Irracionales:
    Carecen de sentido y objetividad. No pueden ser demostrados con hechos o actos.
  3. Espontáneos:
    Suelen aparecer en momentos inesperados, donde a veces, ni siquiera el entorno contextualiza el pensamiento.
  4. Difíciles de olvidar:
    Una vez que llegan a tu cabeza, pueden convertirse en una idea recurrente en tu cabeza que no puedes dejar atrás.
  5. Tienden a dramatizar la realidad:
    Generalmente empeoran el escenario y elevan su dificultad o problemática a una escala mayor, aunque no sea necesariamente así.

¿Cómo combatirlos?

No hay fórmula mágica para combatir los pensamientos intrusivos, pero existen algunos tips que pueden hacer que mejore tu situación actual.

  1. Deslígate del pensamiento.
    Hay que ser honestos, no puedes luchar contra un pensamiento intrusivo, pero SÍ puedes decidir qué tanto te afectará. Si de la nada llegó el pensamiento, acéptalo, respira profundo y continúa trabajando en tus actividades intentando poner mayor concentración en ellas.
  2. Haz meditación diaria.
    Date un tiempo para relajar y aclarar tu mente. Es importante darte de 5 a 15 minutos diarios para estar contigo y descansar tu mente. De nuevo, la respiración es muy importante.
  3. Evita hablar del tema constantemente.
    Sabemos que puede ser adictivo, pero si estás hablando todo el tiempo de ese problema que tienes para “sacarlo de tu sistema”, lo único que haces es reforzar el pensamiento intrusivo (además de que puedes cansar a la gente que te rodea).
  4. Ejercita tu mente en otras cosas.
    Así como te das un tiempo para descansar tu mente, también hay que tener tiempo para mantenerla ocupada. Más allá de tu trabajo, intenta realizar actividades que supongan un reto mental como hacer crucigramas, rompecabezas, jugar ajedrez, videojuegos, aprender un baile… Tú decides la actividad que más te guste, debes disfrutarla para que sea más beneficiosa para ti.
  5. Mantén tu cuerpo en movimiento.
    El cuerpo también necesita movimiento, así que te recomendamos realizar alguna actividad física que te pueda hacer pensar en otras cosas. Recuerda que el ejercicio físico aumenta tus “hormonas de la felicidad” como la serotonina, endorfina y dopamina. Así tu mente estará ocupada en pensamientos y actividades que la pongan feliz.

Recuerda que es importante combatir los pensamientos intrusivos con inteligencia emocional, esto mejorará nuestras relaciones personales y laborales. Así, que a la siguiente que tengas un conflicto con algún compañero de trabajo, no lo tomes personal, para evitar caer en un pensamiento que, a la larga, te va a afectar.

¿Qué piensas de los pensamientos intrusivos?

Deja un comentario